Somos más fuertes unidos // We Are Stronger United

*English below

Por Jabali Stewart, facilitador y Director de Asuntos Interculturales en la Escuela Bush

MAS Somos mas fuertes unidos

El 22 de enero tuve la dicha de sentarme en un círculo con miembros del Movimiento Afrolatino Seattle, Seattle Amistad School, familias y amigos asociados a estas organizaciones. Fue un encuentro maravilloso y me sentí honrado de haberme sentado junto a todos los participantes. Lo que hizo todo aún más dulce para mí fue el hecho de que fuera una reunión intergeneracional. Participantes de todas las edades compartieron sus verdades y escucharon las verdades de otros, mientras que los miembros más pequeños se mantenían sentados, bailaban, comían y pintaban dentro del círculo o alrededor. Era evidente de que yo necesito mejorar mi español básico, pero fue algo especial para mí sentarme en un círculo bilingüe, y me encantó la manera en que los participantes cuidaban unos de otros interpretando y traduciendo cuando se necesitaba.

El enfoque de la primera rueda de este círculo post-elecciones fue los temores que la gente llevaba con ellos.  Se dieron muchas repuestas incluyendo miedos de pasar de un líder malo a otro, apatíaMAS dialogo en ciertas comunidades, mentes divididas, privación de derechos en la comunidad latina, y un sentimiento general de falta de progreso. Concluimos con una rueda que preguntaba ‘dado todo lo que hemos escuchado, ¿cuáles son las cosas que los adultos en este espacio necesitan hacer?’ La primera respuesta no debe sorprender a nadie. Fue ‘crear espacios para encontrarse unos con otros, y ser más intencional en cuanto a crear estos encuentros’. Este llamado fue fuerte. Este llamado fue claro; igual que el llamado a lo siguiente:

  • Prestar más atención a la legislación, especialmente en el área este del estado.
  • Un lugar donde se puede comenzar es  este.
  • Leer The Olympian, y/o encontrar nuevos recursos. Educarse.
  • Distribuir la labor de estar informado y tener encuentros enfocados en compartir información.
  • Escuchen y conversen con personas que no piensan como tú.
  • Salgan de su burbuja, vayan a la parte este del estado.
  • Encuentren y faciliten espacio para reirse.
  • Recuerden, las cosas pequeñas importan.
  • Busquen maneras de convertir miedo en acción, e involúcrense.
  • Ofrézcase de voluntarix
  • Ayuden a los jóvenes a entender la necesidad de educarse. Luego ayúdenlos a tener éxito.
  • Ofrézcase de voluntarix in las escuelas
  • Vayan a ver Hidden Figures
  • Reduzcan la acumulación y uso de bienes materiales.
  • Investiguen minimalism.

Agradezco a MÁS por pedirme que facilitara este círculo y agradezco  a todas las personas que participaron y compartieron su sabiduría; y sé que hay mucho más que no logramos traer a la superficie. Tenemos las respuestas que necesitamos.  Si alguna vez hubo un momento para prestar atención a nuestros vecinos, ese momento es ahora.  Esta reunión, estoy seguro, es sólo una de muchas. Esto es lo que necesitamos hacer en este momento extraño. Que estén bien.

___________

Este evento culminó con un taller de bomba puertorriqueña dirigido por Jade Power Sotomayor y repartición de regalos donados por Toys for Tots. ¡Gracias!

img_0556-cropped

*****

By Jabali Stewart, facilitator and Director of Intercultural Affairs at The Bush School.We are stronger united

On January 22 I was fortunate enough to sit in circle with members of Movimiento Afro-Latino Seattle, Seattle Amistad School, and associated families and friends. It was an amazing gathering, and I feel honored to have sat with all of the participants. What made it all the sweeter for me was that it was truly and intergenerational gathering. Participants of all ages shared their truths, and listened to the truths of others, while our youngest members sat, danced, snacked, and colored in and around the circle. While I clearly need to improve my working Spanish, it was a treat to sit in a bi-lingual circle, and I loved the way people took care of each other translating as needed.

img_0533

The focal point of the first round of this post-election circle was current fears and worries people were holding. Many answers were given including fears of running from one bad leader to another, apathy in communities, the division of minds, further disenfranchisement of the latinx community, and a general sense of loss of progress. We concluded with a round that begged the question, ‘given everything we have heard, what do the adults in the room need to do?’ The first answer should come as no surprise. It was ‘create space to meet with each other, and be intentional about creating meetings.’ The call was loud. The call was clear. As was the call for the following:

  • Pay more attention to legislation, especially in the eastern portion of the state.
  • One starting place can be here.

  • Read The Olympian, and/or find other news sources. Get Educated.

  • Distribute the labor of being informed, and have focused info sharing gatherings.

  • Listen to, and have conversations with people who do not think like you.

  • Get out of the bubble, go to the eastern portion of the state.

  • Find, and make space for laughter.

  • Remember, the small things matter.

  • Look for ways to convert fear into action, and get engaged.

  • Volunteer

  • Help the youth understand the need to get educated. Then help them succeed.

  • Volunteer in schools

  • Go see Hidden Figures

  • Reduce our pull and usage of material goods.

  • Investigate minimalism.

I thank MÁS for asking me to hold this circle and thank all of you who participated and shared their wisdom, and I know there is so much that we did not get a chance to unearth. We have the answers that we need. If ever there was a time to pay heed to the word of our neighbors it is now. This particular gathering, I am sure, is but one of many to come. It is what we need to do in these strange times. Be Well.

___________

This event ended with a Puerto Rican Bomba dance workshop led by Jade Power Sotomayor and gift give away with toys donated by Toys for Tots.  Thank you!

juguetes

 

Advertisements

Deja que MÁS te mueva // Let MÁS Move You

*English below

Por Sarahy Sigie

Comencé a colaborar con MAS hace casi dos años, y hoy que mi ciclo llega a un final temporal (me he mudado a otra ciudad) quería reflexionar sobre lo que estos 20 meses de tener a MÁS en mi vida implican para mí.

MÁS significa Movimiento Afrolatino Seattle, y su movimiento inspira a crear un cambio social y a generar equidad racial mediante la sensibilización sobre las contribuciones de los latinos de ascendencia africana. Ser parte de MÁS significa dejar que tu cuerpo, mente y alma se pongan en movimiento para convertirte en un mejor miembro de la comunidad y en un mejor ser humano.

MÁS ha transformado mi vida de manera muy positiva, ya que me ha enseñado sobre la diáspora africana y qué tan presente está entre nosotros la realidad de nuestras comunidades afrolatinas, sobre la capacidad curativa del arte, su poder para unir a las comunidades, y sobre cómo la unidad puede hacer la diferencia. Todos estos aprendizajes han creado una sed interna de autorreflexión y agradecimiento.11060262_1601449246772253_978584106184881308_n

Colaborar con MÁS representó un proceso de crecimiento interno. Desde descubrir y entender mi rol en la organización hasta la intensa necesidad de conocer mi historia y mi cultura, y aprender sobre la diáspora africana y los sistemas de opresión.

Si me preguntan qué soy para obtener una imagen visual rápida de mi persona, lo más probable es que tenga que responder en las opciones disponibles en cada formulario de gobierno o solicitud de empleo. Tendría que identificarme como latina, mexicana para ser precisa. Esta etiqueta inicia una división y clasificación que implica suposiciones sobre el color de mi piel, mi trasfondo cultural, mi estatus legal y la forma en que el mundo me percibe. Ser parte de MÁS incluyó el reconocimiento de los privilegios y limitaciones que el color de mi piel juega en definir mis experiencias diarias. Soy mestiza, y por lo tanto no puedo reconocerme como afrolatina. Esto de ninguna manera se traduce en un sentimiento de otredad dentro la organización porque MÁS se convirtió en mi familia. Sin embargo, hubo momentos en los que dudé acerca de mi rol y si debía o no expresar mi opinión sobre temas como raza y opresión, principalmente porque me considero privilegiada en muchas áreas de mi vida.

Este despertar motivó una serie de autorreflexiones en conjunto con cada una de las experiencias compartidas con MÁS, y empecé a pensar en México. Comencé a visualizar claramente el sistema de opresión y cómo mi cultura lo estructura. Desde la idea del “patrón” y el “sirviente”, y el juego de poder entre estos dos papeles, a la forma en que culturalmente etiquetamos la belleza como blancura, a la forma en que nuestro rico vocabulario también sirve como vehículo para denigrar al que se vea diferente utilizando el recurso cómico, a la opresión que afro-mexicanos y pueblos indígenas experimentan en mi país. Era crucial entender que estas formas del lenguaje y esta realidad no vienen de un lugar de odio, han sido institucionalizadas e interiorizadas por nosotros. Es difícil ver el panorama completo cuando la división, el miedo, y una competencia constante para ganarse la vida toman la mayor parte de nuestro tiempo y pensamientos. Sin embargo, es posible.

Durante este proceso interno, pasé por un período de aprendizaje y aceptación de mis raíces indígenas y españolas, lo que me llevó a reconocer la presencia de las raíces africanas en mí persona y cómo cada vez que el tambor suena mi corazón empieza a palpitar rápidamente y no puedo detener el deseo de moverme.

Este aprendizaje profundo, y en momentos doloroso (la sanación duele), me hizo una mejor persona. Estoy conscientemente trabajando en usar mis palabras de forma sabia y con sentido, ya sea en inglés o en español, y cada día trabajo arduamente para no dejar que las etiquetas que otros utilizan para definirme, establezcan lo que pienso y siento acerca de mí misma.

Uno de los principales aprendizajes que recibí de MÁS fue lograr un equilibrio entre amar mis raíces, estar orgullosa de mi lengua y de dónde vengo, al mismo tiempo que desarrollé la capacidad de admirar, aprender y reconocerme en otras comunidades y otras culturas. Despertó el deseo de entender por qué otras personas son quienes son y dónde están en la vida, sentir cómo sienten y tener esa curiosidad de aprender sobre ellos y apreciar sus contribuciones a nuestras comunidades, a nuestros países y a nuestro mundo.

Esta apreciación se alimenta de no posicionar una cultura como mejor que las demás, e implica la capacidad de valorar cada cultura y de entender el papel equitativo que desempeñan en nuestro mundo. Es compartir tus raíces, tu lenguaje, tus experiencias, tu hermosa piel y cabello, para contribuir, sorprender y sorprenderte de cuántas cosas podemos lograr juntos. Sólo necesitamos escuchar y abrir nuestros corazones para ver la belleza de cada uno de nosotros a través de los ojos de la gratitud y su capacidad para sanar mejorando nuestro mundo.

Siento un profundo agradecimiento y cariño por cada una de las personas que he conocido a través de esta organización. Me siento empoderada a ser yo misma, a estar agradecida por mis raíces y reconocer en cada parte de mí misma el reflejo del otro. Ha sido un placer y un honor formar parte de este increíble grupo de personas. Mi corazón está lleno de amor, gratitud y esperanza. MÁS me sigue moviendo todos los días. Deja que MÁS te mueva, y sé parte de MÁS generando más movimiento y contribuyendo a un mundo mejor.

 

*****

By Sarahy Sigie

I started collaborating with MAS almost two years ago, and as my cycle comes to a temporary end (I have moved to a different city), I wanted to reflect on what these past 20 months of having MÁS in my life mean to me.

MÁS stands for Afrolatino Movement of Seattle in Spanish, and its movement inspires to create social change and racial equity by raising awareness about the contributions of Latinos of African descent. I would also add, that being part of MÁS means letting your body, mind, and soul get in motion to become a better person, a better member of your community and a better human being.

MÁS has changed my life in so many positive ways since it has taught me about the African Diaspora and how influential the reality of our Afrolatino communities are among us; about the healing capacity of art, its power to bring communities together, and about how unity can make a difference. All these lessons have created an internal thirst for self-reflection and appreciation.

Working with MÁS represented an internal growth process. From understanding my role in the organization to the overwhelming need to learn about my history, my culture, about the African Diaspora, and the systems of oppression.

If you ask me what I am for a quick visual picture, I would most likely have to answer using one of those options available in every government form or job application. I would have to identify myself as a Latina, or Mexican to be precise. This label initiates a division and classification that leads to assumptions about the color of my skin, my cultural background, my legal status and the way the world perceives me. Being part of MÁS included acknowledging the privilege and limitations the color of my skin plays into defining my daily experiences. I am a “mestiza,” (mixed) and therefore I can’t recognize myself as an Afrolatina. This by no means created a feeling of being an outsider in the organization because MÁS became my family. However, there were moments where I felt hesitant about my role and whether I should or should not express my opinion on subjects such as race and oppression mainly because I consider myself privileged in many aspects of my life.

This acknowledgment motivated me to self-reflect in addition to every shared experience with MÁS. I started thinking about Mexico. I developed a clear understanding of the oppressive system and how my culture structures it. From the idea of a “patron” (master) and a “servant”, and the power game between these two roles, to the way we culturally label beauty as white, to the way our rich vocabulary also serves as the vehicle to denigrate the one that looks different using comedy as a tool for this, to the oppression Afro-Mexicans and Indigenous people experience in my country. It was crucial to understand that these figures of speech and realities do not come from a place of hate, but that it has been institutionalized and internalized by us; that it’s hard to step out of this frame and see the whole picture when division, fear, and an ongoing competition to survive take most of our time and thoughts. Nevertheless, it is possible.

During this inner journey, I went through a period of acknowledgement and acceptance of my Indigenous and Spanish roots, which led me to learn about the presence of African roots in myself and how whenever the drums start playing my heart starts bumping faster and I can’t stop the desire to move.

This deep and sometimes painful learning experience (healing hurts), made me a better person. I am consciously working towards using my words wisely and kindly either in English or Spanish, and to not let other people’s labeling of my person define what I think and feel about myself.

One of the most important teachings I received from MÁS was to reach a balance between loving my roots, being proud of my language and the place I come from, but also to be capable of admiring, learning and recognizing myself in other communities and other cultures. It awakened a desire to understand why other people are who they are, and where they are in life, feel the way they feel, and to have that kid-like curiosity of learning all about them while appreciating their contributions to our communities, to our countries, and to our world.

This appreciation comes from not positioning one culture over the rest, and it entails the ability to appreciate each culture while understanding the equitable role tthey play in our world. Deja que MÁS te muevaIt’s sharing your roots, your language, your experiences, your beautiful skin, and hair, to contribute, amaze and be amazed by how many things we can accomplish together. We just need to listen and open our hearts to see the beauty of each one of us through the eyes of gratitude and its capability to heal and make this world a better place.

I feel nothing but gratitude to each one of the people I have met through this organization. I feel empowered to be true to who I am, to be thankful for my roots and recognize in every piece of myself the reflection of the other. It’s been my pleasure and honor to be part of this amazing group of people. My heart is full of love, gratefulness and hope. MÁS keeps moving me every day. I invite you to let MÁS move you, and join to help MÁS continue moving and contributing to the world.

Entrevista de Radio a líderes de MÁS // Radio Interview with MÁS leaders

Monica Rojas-Stewart (directora ejecutiva) y Milvia Pacheco (presidente de la junta directiva) compartieron por medio de la radio información sobre la misión de MÁS, sus actividades, la necesidad de esta organización en nuestra comunidad y el impacto de la misma. Esta entrevista* salió al aire el 27 de noviembre en Rock 98.9 KVRQ, Warm 106.9 KRWM, MOViN 92.5 KQMV, y AM 880 KIXI. Agradecemos profundamente a Gary Shipe por la oportunidad de compartir nuestro trabajo con la comunidad.

*****

Monica Rojas-Stewart (Executive Director) and Milvia Pacheco (President of the Board) shared on the radio information about the MÁS mission, activities, the need in our community for an organization like this and the impact of such initiative. This interview was aired November 27th through Rock 98.9 KVRQ, Warm 106.9 KRWM, MOViN 92.5 KQMV, and AM 880 KIXI .

We thank Gary Shipe profoundly for the opportunity to share our work with the larger community.

* Agradecemos su comprensión por no poder ofrecer la entrevista en español.

Altar Día de los Muertos en el Centro de la Raza // Altar, Day of the Death at Centro de la Raza

img_5701

Décimo segunda exhibición anual
Inauguración: 1ro de nov.
Exhibición abierta al público hasta el 18 de noviembre.
Lunes, martes, miércoles y viernes 10am-6pm
jueves 12-8pm

 

El altar de MÁS

 

La práctica espiritual o religiosa de los miembros de MÁS y la diáspora africana en Latinoamérica y el Caribe es muy diversa. La participación de MÁS en esta exhibición anual en el Centro de la Raza es un honor y un acto de unión espiritual y comunitaria.
~

El tema que el Centro de la Raza eligió para la décimo segunda edición de su exhibición de altares por el Día de los Muertos fue “la votación”. La votación se define como la elección oficial que los individuos hacen al emitir su voto, al levantar la mano o anunciar su elección en voz alta. Mientras que a los afrodescendientes no se les permitía participar en las elecciones hasta años recientes y sus demandas han sido históricamente suprimidas, ha habido individuos que levantaron sus voces por medio de la acción. MÁS ofrece un tributo a aquellos latinos afrodescendientes que dedicaron sus vidas a luchar por la justicia social con un compromiso a sus raíces y a empoderar a sus comunidades. El altar de MÁS celebra las contribuciones de algunos de nuestros líderes quienes nos inspiraron a sentirnos orgullosos, a reconocer nuestra historia y raíces culturales comunes, y a continuar trabajando por el cambio social y la equidad racial. Somos más fuertes unidos.

Algunos de nuestros héroes que aquí homenajeamos: Berta Cáceres (Honduras, 1971 – 2015), María Elena Moyano Delgado (Perú, 1958 – 1992), Andrea Evangelina Rodríguez Perozo (República Dominicana, 1879 – 1947), Arturo Alfonso Schomburg (Puerto Rico, 1874 – 1938), Nicomedes Santa Cruz (Perú, 1925 – 1992), Victoria Santa Cruz (Perú, 1922 – 2014), Juan Gualberto Gómez Ferrer (Cuba, 1854 –1933), Jaime Hurtado González (Ecuador, 1937 – 1999), Charles Z. Smith (Florida, 1927 – Seattle, 2016), San Martín de Porres (Perú, 1579–1639), Jean-Michel Basquiat (Nueva York, 1960–1988), Pedro Camejo “Negro Primero” (Venezuela, 1790–1821), y Carlos Orta (Venezuela 1944–2004).

 

Para más información visite la página del Centro de la Raza
~ * ~
Twelfth Annual Ofrenda Exhibit
Opening: November 1st
Exhibit open to the public until November 18th
Mondays, Tuesdays, Wednesdays and Fridays 10am-6pm
Thursdays 12pm-8pm

 

The MÁS Altar

 

The spiritual and religious practices among MÁS members and within the African diaspora in Latin America and the Caribbean are very diverse. MÁS’ participation at the twelfth annual altar exhibit at Centro de la Raza is an honor and a unifying spiritual act of community.
~

The overarching theme Centro de la Raza chose for their twelfth edition of their altar exhibition within the Day of the Death celebrations was the topic of “voting.” Voting is defined as the official choice that individuals make in an election by casting a ballot, raising their hand, or speaking their choice aloud. While African descent people were not allowed to actively participate in elections until relatively recent years and their demands have historically been shut down there were people who raised their voices through action. MÁS recognizes and honors those Latinos of African descent who dedicated their lives to fighting for social justice with strong commitment to empowering their communities while embracing their roots. The MAS altar celebrates the contributions of some of our leaders to inspire our community to feel proud, to recognize our shared history and our cultural roots, and continue working towards social change and racial equity.

We are stronger united.

Some of the heroes we pay tribute to in our altar:  Berta Cáceres (Honduras, 1971 – 2015), María Elena Moyano Delgado (Peru, 1958 – 1992), Andrea Evangelina Rodríguez Perozo (Domincan Republic, 1879 – 1947), Arturo Alfonso Schomburg (Puerto Rico, 1874 – 1938), Nicomedes Santa Cruz (Peru, 1925 – 1992), Victoria Santa Cruz (Peru, 1922 – 2014), Juan Gualberto Gómez Ferrer (Cuba, 1854 –1933), Jaime Hurtado González (Ecuador, 1937 – 1999), Charles Z. Smith (Florida, 1927 – Seattle, 2016), San Martin de Porres (Peru, 1579 – 1639), Jean-Michel Basquiat (New York, 1960 – 1988), Pedro Camejo “Negro Primero” (Venezuela, 1790 – 1821), and Carlos Orta (Venezuela 1944 – 2004).

 

For more information visit el Centro de la Raza’s page
IMG_5699.JPG

Orgullosos y empoderados: felicitaciones a Monica Rojas, nuestra directora ejecutiva, por recibir el TUMI USA Award

Los premios “TUMI USA Award” están destinados a la diáspora peruana en los Estados Unidos y buscan reconocer a peruanos que han sobresalido en su trayectoria profesional, servicio voluntario a la comunidad y por contribuciones al desarrollo y bienestar social. El pasado 24 de septiembre de 2016, en la vigésimo primera edición del “Premio Óscar Peruano” Mónica Rojas, directora ejecutiva de MÁS, fue galardonada con un TUMI USA Award en la categoría “Profesional del año por el Estado de Washington”.

img_5533

En palabras de nuestra Directora Ejecutiva: “Con infinita humildad necesito agradecer a Excelencia Tumiusa por haberme brindado el inmenso honor de verme entre tantos peruanos de real excelencia, exitosos, trabajando incesantemente para construir un mundo mejor… Nunca me había sentido más orgullosa de ser peruana. Me siento profundamente inspirada a seguir trabajando y llevando el nombre de mi país muy en alto.”

Mónica, estamos muy orgullosos por contar con una líder que a través del arte y el  ejemplo nos inspira buscar el cambio social y la equidad racial.

¡Felicitaciones!

*****
Proud and Empowered: Congratulations to Monica Rojas, our Executive Director, for receiving the TUMI USA Award

The “TUMI USA Awards” seek to recognize Peruvians in the U.S. who have excelled in their careers, in community service, and for their contributions to the well-being of society. On September 24, 2016, in the twenty-first edition of the “Peruvian Oscar” Monica Rojas, executive director of MÁS, was awarded a TUMI USA Award in the “Professional of the Year for Washington State” category.

In our Executive Director own words: “With great humility I need to thank Excelencia Tumi USA, for giving me the immense honor of seeing myself among so many Peruvians of real excellence, successful, working incessantly to make this a better world… I never felt so proud to be Peruvian. I feel profoundly inspired to continue working and continue uplifting my country, Peru.”

Monica, we are so lucky and proud to have a leader who through art and example inspires us to seek social change and racial equity.

Congratulations!

Screen Shot 2016-10-03 at 7.57.40 AM.png

Mi historia a través del arte // My story through art

d57e8cc2-eb2e-4ffd-b183-3ad07b02a3cc.jpg
Por / by Reineir Valdés
Las danzas afrocubanas constituyen un maravilloso ejemplo de la cultura de resistencia de los esclavizados transportados desde diversas zonas de África  a  Cuba, los bailes que acompañaban los ritos religiosos de estas culturas africanas han pasado a ser transformados como resultado de los procesos de transculturación, patrimonio de la cultura cubana y una de sus fuentes más ricas para la danza y la música en la Isla.
Yo inicié mi carrera artística en las danzas afrocubanas. El impacto en mi vida fue muy grande ya que era un niño muy tímido e introvertido. El baile me ayudó a expresarme, a comunicarme y a relacionarme mucho mejor con las personas a mi alrededor. Fue maravilloso para mi conocer la riqueza de la cultura afrocubana y sus distintas modalidades en relación a los Orichas. Por eso me gustaría compartir con ustedes mi experiencia y mi cultura.

La primera vez que me interesé por el baile fue cuando mi madre me llevó a ver una presentación de bailes populares. Tenía en aquel entonces 13 años y practicaba boxeo como la mayoría de los chicos de mi edad… y no me gustaba. Recuerdo bien aquella presentación. Lo que más me gustó fue la alegría reflejada en los rostros de los bailarines. Se podía percibir que se divertían muchísimo. También me gustó que habían baile de parejas y habían muchas mujeres cosa que no había en el boxeo. ¡Todo eso fue lo que me motivó a bailar!

Sentí y hasta hoy siento que es una forma muy linda de expresión.  Al momento de bailar no importa nada más que sentirse bien y disfrutar aunque tengas miles de problemas en tu día a día. Es un momento mágico en el cual tú y el resto de los bailarines se trasportan a un lugar maravilloso donde una vez que estás allí no quieres regresar.

Yo quiero compartir esta parte de mi cultura con la comunidad porque siento que a través de la danza afrocubana no sólo estoy enseñando un baile, también estoy contando una historia; la historia de los Orishas en el caso de la cultura Yoruba y la historia de los negros esclavizados en Cuba en el caso del Palo (Congo) .

Mi meta, y creo que la de cualquier artista, es tocar el corazón de la gente con mi arte, que en este caso es el baile. Siento que el baile cambió mi vida para mejor y que así como me ayudó a mí, puede ayudar a muchas personas. Mi sueño es que mi cultura sea cada vez más reconocida y poder inspirar cada día a más personas a que la cultiven para que no muera. Por lo personal lo que me mantiene motivado es la sed de aprender de las personas a mi alrededor. Eso me hace prepararme cada día más y aprender para poder transmitir ese conocimiento a mis estudiantes.

Como Cubano me siento muy orgulloso de poder aportar mi granito de arena para permitir que nuestra cultura trascienda. Somos muchos allá afuera apoyando, educando y uniendo comunidades con el arte. Unos lo hacen con música, otros a través del cine u obras teatrales; ¡yo lo estoy haciendo a través del baile!

*****
Afro-Cuban dances constitute a wonderful example of a culture of resistance among enslaved individuals transported from diverse areas in Africa to Cuba. The different dances that accompany religious rituals of these African cultures have been transformed as a result of transculturation processes, now part of Cuba’s cultural heritage and one of the richest sources for dance and music in the island

I started my artistic career as a dancer of Afro-Cuban dances. The impact this had in my life was huge. I was a very shy and introverted kid. Dance helped me express myself, to communicate and to better relate to those around me. It was wonderful for me to learn about the richness of the Afro-Cuban culture and the different modalities that exist within the Orisha realm. This is why I would like to share with you my experience and my culture.

The moment I became interested in dance was when my mother took me to see a performance of various popular dances. I was then 13 years old and I was practicing boxing at the time, just like the majority of kids my age… and I didn’t like it I remember that presentation clearly. What I liked the most was the happiness reflected in the faces of the dancers. One could perceive that they were having so much fun. I also like that there were couple dances and there were several women, something non-existent in boxing. All of that motivated me to dance!

I felt, and I feel to this day, that dance is a very beautiful mode of expression. When you are dancing nothing matters, only to feel good and enjoy even when you have a thousands of problems in your everyday life.  It is a magical moment in which you and the rest of the dancers travel to a wonderful place where, once you get there, you do not want to come back.

I want to share this part of my culture with the community because I feel that it is trough Afro-Cuban dance that I am not only teaching dance. I am also telling a story; the history of the Orishas from the Yoruba culture as well as the history of enslaved blacks in Cuba, in this case the Palo (Congo) tradition.

My goal, and I think any artist’s goal, is touch people’s hearts with my art, in this case dance. I feel that dance changed my life for the better and the same way it helped me it can help many other people. My dream is that my culture is increasingly recognized and to be able to inspire every day more and more people to cultivate it so that it doesn’t die out. Personally, what keeps me motivated is my thirst to learn from those around me. That makes me prepare myself better every day and learn so that I can transmit that knowledge to my students.

As Cuban, I feel very proud to be able to contribute my two cents so that our culture transcends. There are many of us out there supporting, educating, and uniting communities through art. Some do it through music; others through film or theater productions; I am doing it through dance!

~

“Me gritaron negra” // “They Screamed Black at Me”

IMG_5204

Valentina Gonzalez (left), Milvia Pacheco (middle), and Dora Oliveira (right)

La directora ejecutiva de MÁS Mónica Rojas-Stewart participó como una de las artistas principales en La Cocina, un espacio de arte creado por La Sala en el que artistas latinos de varias disciplinas “cocinaron” juntos diferentes proyectos. La Cocina duró todo el mes de agosto en el edificio Good Arts de Pioneer Square. Como parte del “menú” Rojas-Stewart  presentó “Me gritaron negra”, un poema originalmente de Victoria Santa Cruz, considerada madre del teatro y la danza afroperuana, en el que se exploran procesos de consciencia racial, autoestima y empoderamiento. Los “cocineros” que apoyaron en la pieza de Rojas fueron Fernando Luna (teatro), Xavier López (artes visuales), Tony Gómez y Rebecca García (Música).

El producto final fue el resultado de un proceso creativo entre Rojas-Stewart y las bailarinas Milvia Pacheco (Venezuela), Dora Oliveira (Brasil) y Valentina González (Chile), quienes tejieron su propia historia de vida con el poema de Santa Cruz y la contaron a través de poesía y movimiento. “Al principio, nos enfocamos en el poema de Victoria pero muy pronto este proceso tomó otra vida, la vida de las bailarinas y sus propios procesos de fortalecimiento” dice Rojas-Stewart. “Esta experiencia probó una vez más el poder del arte para reflexionar… y sanar”.

La primera parte del poema de Victoria relata el momento en que “unas voces en la calle me gritaron negra” y continúa “¿soy acaso negra me dije? ¿Qué cosa es ser negra”? Valentina González cuenta cómo al inmigrar a los Estados Unidos la gente comenzó a asumir cosas sobre ella y a “etiquetarla”. Es ahí donde por primera vez ella comienza a cuestionar aspectos de su identidad. “¡Latina!” “¿eres ilegal?” “¿Tienes pasaporte?” “¿limpias casas?” Valentina comparte “hasta una vez me llamaron ‘¡Mercedes!’ Ese no es mi nombre”.

El poema luego relata una etapa de negación y luego rebeldía en el que decide no dejar que la humillen “¿Y qué? ¿Y qué? Negra, sí, negra soy, negra, negra, negra soy”. Dora Oliveira compartió anécdotas sobre la humillación que vivió por ciertas característica físicas, su lucha por estudiar ballet en la universidad de Bahía en Brasil, el rechazo de parte de su profesora y cómo terminó sus estudios a pesar de los obstáculos. Ella lo hizo para demostrarle al mundo que “Yo puedo bailar como tú… y yo puedo bailara como yo… porque llevo el poder de mis ancestros… porque llevo la herencia de mi familia. Soy negra”.
De esta etapa de rebeldía Victoria Santa Cruz llega a su empoderamiento y termina su poema diciendo “al fin comprendí, ya no retrocedo, avanzo segura, avanzo y espero…¡ya tengo la llave!” Milvia Pacheco escribió

“baila, baila ese tambor con amor y reflexión,

alza tus ojos al son y devela la sonrisa de tu danzón.

Ya tienes la llave de tu libertad,

y la has encontrado con tu despertar.

Que los pies no tiemblen de miedo

al bailar con el ritmo de la dignidad

que la herencia llama y reclama

una acción justa para alcanzar igualdad

Negra, negra, negra despierta!”
A continuación compartimos el poema de Victoria Santa Cruz.

“Me gritaron negra” (poema de Victoria Santa Cruz)

Tenía siete años apenas,
apenas siete años
¡Qué siete años!
¡No llegaba a cinco siquiera!
De pronto unas voces en la calle
me gritaron ¡Negra!

¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra!
¡Negra! ¡Negra! ¡Negra!

“¿Soy acaso negra?”- me dije
¡SÍ!
“¿Qué cosa es ser negra?”
¡Negra!
Yo no sabía la triste verdad que aquello escondía.
¡Negra!
Y me sentí negra,
¡Negra!
Como ellos decían
¡Negra!
Y retrocedí
¡Negra!
Como ellos querían
¡Negra!
Y odie mis cabellos y mis labios gruesos
y mire apenada mi carne tostada
Y retrocedí
¡Negra!
Y retrocedí . . .
¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra!
¡Negra! ¡Negra! ¡Neeegra!
¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra!
¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra!

Y pasaba el tiempo,
y siempre amargada
Seguía llevando a mi espalda
mi pesada carga
¡Y cómo pesaba!…

Me alacié el cabello,
me polvee la cara,
y entre mis entrañas siempre resonaba la misma palabra

¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra!
¡Negra! ¡Negra! ¡Neeegra!

Hasta que un día que retrocedía , retrocedía y qué iba a caer
¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra!
¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra!
¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra!
¡Negra! ¡Negra! ¡Negra!

¿Y qué?
¿Y qué?
¡Negra!
Si
¡Negra!
Soy
¡Negra!
Negra
¡Negra!
Negra soy
¡Negra!
Si
¡Negra!
Soy
¡Negra!
Negra
¡Negra!
Negra soy

De hoy en adelante no quiero
laciar mi cabello
No quiero
Y voy a reírme de aquellos,
que por evitar -según ellos-
que por evitarnos algún sinsabor
Llaman a los negros gente de color
¡Y de qué color!
NEGRO
¡Y qué lindo suena!
NEGRO
¡Y qué ritmo tiene!
NEGRO NEGRO NEGRO NEGRO
NEGRO NEGRO NEGRO NEGRO
NEGRO NEGRO NEGRO NEGRO
NEGRO NEGRO NEGRO

Al fin
Al fin comprendí
AL FIN
Ya no retrocedo
AL FIN
Y avanzo segura
AL FIN
Avanzo y espero
AL FIN
Y bendigo al cielo porque quiso Dios
que negro azabache fuese mi color
Y ya comprendí
AL FIN
¡Ya tengo la llave!

NEGRO NEGRO NEGRO NEGRO
NEGRO NEGRO NEGRO NEGRO
NEGRO NEGRO NEGRO NEGRO
NEGRO NEGRO

¡Negra soy¡

 

 

* * * * * * * * * * * *

 

MÁS Executive Director Monica Rojas-Stewart participated as one of the lead artists in La Cocina, an arts space provided by La Sala in which Latino artists from various disciplines “cooked” together different projects. La Cocina lasted the entire month of August and popped up in the Good Arts building in Pioneer Square. As part of the “menu” Rojas-Stewart presented “They Screamed Black at Me,” a poem by Victoria Santa Cruz, considered the mother of Afro-Peruvian theater and dance. This poem explores processes of racial conscience, self-esteem and self-empowerment. The “cooks” who supported Rojas’ piece were Fernando Luna (Theater), Xavier Lopez (visual arts), Tony Gomez and Rebecca Garcia (Music).

The final product was the result of a creative process between Rojas-Stewart and dancers Milvia Pacheco (Venezuela), Dora Oliveira (Brazil), and Valentina González (Chile) who wove their own life stories with Santa Cruz’ poem and told them through poetry and movement. “At the beginning we focused on Victoria’s poem but very soon the process took a different life the life of the dancers and their own processes of empowerment” says Rojas-Stewart. “This experience proved once more the power of the arts to reflect…and heal.”


The first part of Victoria’s poem tell the moment in which “some voices in the street called me Black” and continues “
I thought to myself, am I really Black? What does it mean to be black?” Valentina Gonzalez tell when she immigrated to the United States how people assumed things and started labeling her. It is then when for the first time she starts questioning aspects of her identity. “Latina!”, “are you illegal?”, “Do you have a passport?”, “do you clean houses?” Valentina shares “even one time I was called ‘Mercedes’! That is not my name.”

The poem then expresses denial and rebellion, when she doesn’t let people humiliate her. “So what? So what? Black, yes, Black I am, Black, Black, Black I am.” Dora Oliveira shared anecdotes related to humiliating experiences she went through because of certain physical characteristics, her struggle to study ballet at the University of Bahia in Brazil, the rejection from her teacher and how she still finished her studies despite the obstacles. She did that to show the world that “I can dance like you… and I can dance like me… because I carry the power of my ancestors… because I carry my family’s heritage. I am Black.”

From a rebel stage Victoria Santa Cruz arrives at her empowerment and finishes her poem saying “I Finally I understood; I do not regress; I move forward with pride; I move forward and wait… I have the key!” Milvia Pacheco wrote

“Dance, dance that Tambor* with love and reflection

Lift your eyes on the beat and show the smile of your Danzon*

You have the key to your freedom

And you have found it when awakening

Don’t let your feet tremble out of fear

When you dance at the rhythm of dignity

Because your heritage calls and claims

A just action to achieve equity

Black woman, Black woman, Black woman wake up!”

*Tambor and Danzon are two music and dance genres originally from Venezuela and Cuba respectively

Next we share Victoria Santa Cruz’ poem

“They screamed Black at me” (Poem by Victoria Santa Cruz)

I was only seven years old
Only seven years
What seven years old???
I wasn’t even five yet…
when suddenly some voices in the street
screamed at me ¡Negra! (Black Girl!)
Black! Black! Black! Black!
Back! Black! Black!

I thought to myself, am I really Black?
Yes!
What does it mean to be black?
Black!
And I didn’t know the sad truth
That this was hiding
Black!
And I felt Black
Black!
Just like their screams
Black!
And I rolled back
Black!
Just like they wanted me to
Black!
And I hated my hair
And my thick lips
I felt ashamed of my toasted skin
And I rolled back
Black!
And I rolled back
Black! Black! Black! Black!
Black! Black! Black!
Black! Black! Black! Black!
Black! Black! Black! Black!
And time passed by
And always feeling bitter
I continued carrying this heavy load
on my back
And how heavy it was!
I straightened my hair
I powdered my face
And deep down inside of me 
This same word kept resounding
Black! Black! Black! Black
Black! Black! Blaaaack!
Until one day as I was rolling back
and rolling back until I was going to fall

So What?
So What?
Black!
YES!
Black!
Black I AM!
Black!
Black!
Black!
I AM Black!
Black!
YES!
Black!
Black I AM!
Black!
Black!
Black!
I AM Black!
from this day forward I do not
want to straighten my hair
I do not want to!
& I’m gonna laugh at those
who by avoiding
according to them
“bad taste”
call black people
people of color
And what color is that?
BLACK!
And how beautiful it sounds!
BLACK!
And what rhythm it has!
Black! Black! Black! Black!
Black! Black! Black!
Black! Black! Black! Black!
Black! Black! Black! Black!
Finally
Finally I understood
FINALLY
I do not regress 
FINALLY
I move forward with pride
FINALLY
move forward and wait
FINALLY
I thank the heavens above
because is God’s will
that deep black
my color was meant to be
and now I understand
FINALLY
I have the key!
Black Black Black Black
Black Black Black Black
Black Black Black Black
Black Black
I am Black!